Palabras

Olvida los temores de la noche,
solos, tu y yo, nada nos acecha
es mi mano seguridad.

Y somos conscientes que parece una locura,
pero aún así quiero vivirlo.
Solo espero tus palabras.

Ahora lo leo, pero ya tendré tiempo de escucharlo a tu lado,
y si tus palabras se quedan sin aire para sonar
seré intérprete de tu ritmo y lector de tus labios,
porque son más que tus palabras las que quiero,
pues estas solo hablan... y es en el encriptado lenguaje de tu cuerpo que se siente.

Un hilo para tejer nuestros caminos que ahora se han cruzado.
Y aún si conoces cada palabra de mi boca, siempre habrá un verso nuevo.

A veces las palabras no son suficientes para decirlo todo,
aunque se dice, hasta donde las palabras mismas dejan.

Comentarios