¿Estamos preparados para un nuevo tipo de monedas, completamente digitales?

Recién he comenzado un curso sobre transformación digital, patrocinado por la empresa en la cual trabajo (SIER, Sistemas Inteligentes en Red). El tema por estos días es la tecnología blockchain y de este tuve que presentar un ensayo sobre la aceptación de monedas digitales basadas en blockchain. Los dejó con mi participación.

Debemos empezar por contextualizar que hoy ya vivimos en una sociedad marcadamente digital y ello incluye las transacciones que diariamente realizamos. Para el 2018, en Colombia las transacciones digitales ya representaban el 8.5% del PIB y entre 2013 y 2017 hubo un aumento de 4 puntos porcentuales [1]. También hay que destacar iniciativas del sector bancario para promover el uso de la moneda digital, como es el caso de banco Davivienda en el municipio antioqueño de Concepción, logrando una alta tasa de utilización para transacciones cotidianas [2]. Sin embargo, la moneda digital incluye la categoría de la cual es nuestro interés en esta oportunidad, que son las criptomonedas y su impacto puede tener consecuencias y requerir políticas muy diferentes a las contempladas para las monedas digitales que ya usamos (para las cuales, estamos preparados completamente).

Si bien las criptomonedas presentan una serie de oportunidades de crecimiento para las economías en desarrollo y emergentes [3, 4], los gobiernos actuales deben contemplar marcos regulatorios para mantener bajo control algunos efectos no deseados de las criptomonedas, como sus usos para actividades ilegítimas, los cuales son dados con facilidad por las características de anonimato de la criptomoneda [4, 5] pero también su gran volatilidad por ser un mercado altamente especulativo [6, 7]. Pero esto no se trata solo de un asunto de voluntad y de esfuerzo para estos marcos regulatorios, es claro que la tecnología avanza a un ritmo sin precedente y que la legislación no puede seguir su marcha. Colombia es un claro ejemplo donde el paso de la tecnología ha puesto ciertas innovaciones a dar un paso atrás, como PayPal [8] y Uber [9]. Con este en momento, aún nos falta camino antes de estar preparados a una transición de monedas digitales tipo criptomonedas, pero esperemos que la presencia y acciones del Centro para la Cuarta Revolución Industrial como un habilitador [10], tenga pronto resultados.

Otras publicaciones basadas en el curso de transformación digital:

1

Las transacciones digitales representaron 8,5% del PIB de Colombia para 2018. La República. 1 de agosto de 2019.

2

Concepción, primer municipio sin efectivo en Colombia. El Espectador. 9 de julio de 2015.

3

How Cryptos Can Help Transform Developing Countries. 31 de agosto de 2018. CryptoCoin News.

4

Bitcoin and why it’s so popular in developing nations. 28 de agosto de 2019. CryptoCoinSpy.

5

Cryptocurrency. Consultado el 23 de febrero de 2020. Wikipedia.

6

What is Speculation? How Does it Relate to the Cryptocurrency Market. 19 de septiembre de 2018. Blockonomi.

7

Cryptocurrency speculation could ‘destroy’ innovation, Singapore central bank exec says. 12 de febrero de 2018. CNBC.

8

Bancarización digital de Colombia. 27 de octubre de 2015. Universidad Externado de Colombia.

9

Uber se va de Colombia. 10 de enero de 2020. Dinero.

10

Medellín y la Cuarta Revolución Industrial. 15 de enero de 2019. El Colombiano.

Comentarios

Comments powered by Disqus